quienes somos

horarios

horarios

jueves, 4 de septiembre de 2014

VUELTA AL COLE

"Nos hemos reunido para estos 3 días de sesshin. El fundamento de la sesshin es zazen. Durante la sesshin todo gira en torno al dojo. Hay una expresión para designar zazen: la sublime soledad. Hay muchas formas de soledad, por ejemplo la soledad del que está solo, en la miseria, del que sufre. Después está la sublime soledad, aquella por la que entramos con el pie izquierdo para sentarnos dignamente en el centro de nuestra vida. Durante tres días, no escapéis de esto. A partir de esta sublime soledad el Maestro Dôgen decía: «Sea cual sea el lugar del que uno escapa, solo puede ser el Satori. »  2014 Seikyuji febrero

Estas palabras pronunciadas al inicio de la sesshin de febrero en Seikyuji también valen para acompañar estos primeros días de septiembre. Para los niños es el momento de la vuelta al camino de la escuela; para nosotros es de nuevo el momento de abrir las puertas de nuestros dojos y, en el centro de esos dojos, nuestro templo Seikyuji. Actuemos de tal manera que esos primeros pasos del mes de septiembre dejen buenas huellas para el año que empieza. 
 Raphaël Dôkô Triet
Septiembre 2014

miércoles, 3 de septiembre de 2014

MENJU


En el capítulo Menju du Shôbôgenzô de Dogen, dice: « Entre los miles de fieles reunidos en torno a él en el Pico del buitre, en el país del Oeste de la India, pero también entre los millones reunidos en los tres tiempos, el Buda Shakyamuni cogió delicadamente una flor de Udumbara y la elevó delante de todos. Sus ojos se entornaron. En ese mismo instante el rostro de Mahakashyapa se iluminó. Él solo entre todos, sonrió al Buda. Entonces Shakyamuni dijo: «Puesto que yo mismo poseo el Ojo del Tesoro de la Verdadera Ley y el Espíritu perfecto del Nirvana, yo lo transmito aquí y ahora a Mahakashyapa.» Esta historia mil veces contada a la que el Maestro Dôgen siempre vuelve, como la Estrella de la mañana, a la que también Deshimaru siempre volvía y, creo, todos los patriarcas también, nunca me cansa.  ¿Acaso no hay un nexo luminoso entre la Estrella de la mañana, el Ojo de Shakyamuni, la flor de Udumbara y la sonrisa de Mahakashyapa? 
Raphaël Dôkô Triet
Seikyuji, Rohatsu sesshin 2013